Informe Global de Nutrición 2020

Hace pocos días salió a la luz el Informe Global de Nutrición 2020 presentado por Global Nutrition Report. El informe destaca la necesidad de acciones sobre la equidad para acabar con la desnutrición, más allá de los patrones globales y nacionales, revela importantes desigualdades en los resultados nutricionales dentro de los países y las poblaciones.


El informe identifica acciones críticas para lograr la equidad nutricional. Todos merecen acceso a alimentos saludables, asequibles y atención nutricional de calidad. Asimismo, hace un llamamiento a los gobiernos, las empresas y la sociedad civil para que intensifiquen los esfuerzos para abordar la desnutrición en todas sus formas y abordar las injusticias en los sistemas alimentarios y de salud.


Nos dice que todos merecen acceso a alimentos saludables, asequibles y atención nutricional de calidad. Pues este acceso se ve obstaculizado por las inequidades más profundas que surgen de los sistemas y procesos injustos que estructuran las condiciones de vida cotidianas.


El Informe Global de Nutrición de este año utiliza el concepto de equidad nutricional para dilucidar estas inequidades y mostrar cómo determinan las oportunidades y las barreras para lograr dietas y vidas saludables, lo que lleva a resultados nutricionales desiguales.


Proceden a examinar en el informe la carga global de la desnutrición con una lente de equidad para desarrollar una comprensión más completa de las desigualdades nutricionales. Al hacer esto, identifican y priorizan acciones clave para amplificar esfuerzos e impulsar el progreso hacia el fin de la desnutrición en todas sus formas.


Asimismo, propone que exista una agenda a favor de la equidad que incorpore la nutrición en los sistemas alimentarios y de salud, destacando que a solo cinco años para cumplir con los objetivos nutricionales mundiales para el 2025, es momento de enfocar la acción donde la necesidad es mayor para un impacto máximo, pues existe un reconocimiento mundial cada vez mayor de que la desnutrición debe abordarse de manera integral, yendo más allá del enfoque tradicional en la desnutrición.



El informe resalta que en la actualidad una de cada nueve personas en el mundo tiene hambre y una de cada tres tiene sobrepeso u obesidad. Cada vez más países experimentan la doble carga de la desnutrición, donde la desnutrición coexiste con el sobrepeso, la obesidad y otras enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta (ENT). La tendencia es clara: el progreso es demasiado lento para cumplir los objetivos mundiales. Ningún país está en camino de cumplir los diez objetivos mundiales de nutrición para 2025 y solo 8 de los 194 países están en camino de cumplir cuatro objetivos. Casi una cuarta parte de todos los niños menores de 5 años tienen retraso en el crecimiento. Al mismo tiempo, el sobrepeso y la obesidad están aumentando rápidamente en casi todos los países del mundo, sin signos de desaceleración.


Destacan que la alimentación es un problema mundial importante, crucial para la salud, la equidad, la sostenibilidad, las economías y los medios de vida. El creciente reconocimiento mundial de que los gobiernos, las empresas y la sociedad civil son responsables de sistemas alimentarios y de salud más saludables y equitativos nos brinda la oportunidad de invertir en nutrición para preservar nuestro futuro. En los próximos dos años, hay oportunidades clave para priorizar la nutrición en las agendas de políticas y repensar nuestros sistemas de alimentación y salud. Estos incluyen la Cumbre de Nutrición para el Crecimiento de Tokio (N4G), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2020 (que se celebrará en 2021) y la Cumbre de Sistemas Alimentarios de 2021.


Concluyen que para garantizar que los alimentos saludables y producidos de manera sostenible sean la opción más accesible, asequible y deseable para todos, los sectores deben trabajar juntos para integrar la nutrición en todos los elementos del sistema alimentario. Asimismo, para salvar vidas y reducir los costos de atención médica, los sectores deben trabajar en colaboración para incorporar la nutrición como un servicio de salud básico mediante el aprovechamiento de la infraestructura existente y la introducción de nuevas tecnologías. Es decir, los diversos sectores deben trabajar en asociación para desarrollar mecanismos complementarios de financiación y rendición de cuentas centrados en dirigir recursos y programas a las comunidades y personas más afectadas por la desnutrición.


ACCESO AL INFORME: https://globalnutritionreport.org/



imagen 2 curso grasas.jpg
Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos

            970 933 110                      informes@rpan.org

Logo_r-pan_16_AÑOS.png

INFORMES E INSCRIPCIONES

970 933 110  

 

informes@rpan.org

  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • logo 03