Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

El apio, sus propiedades y beneficios para la salud

Rico en potasio y en calcio, el apio ayuda a reducir la retención de líquidos y previene la hipertensión.

 

Estudios científicos revelan que el apio es muy efectivo para combatir la hipertensión. Bastarías cuatro ramas de apio al día para que haga efecto. Esto se debe a que la apigenina y la ftalimida dilatan los vasos sanguíneos, lo que disminuye la tensión. Además, esta acción activa la relajación del sistema nervioso, por lo que ejerce un efecto sedante y alivia el estrés. 

 

El apio contiene triptófano, una proteína que produce serotonina, la hormona que regula el sueño y el bienestar, que se suma a sus propiedades como inductor del sueño y ansiolítico.


El apio se considera un alimento ideal para personas a dieta por su elevado contenido en agua y el consiguiente bajo contenido en calorías. De hecho, se trata de una hortaliza versátil y sana por mucha razones. Es una fuente excelente de potasio, además contener mucho calcio, esencial para disfrutar de unos huesos fuertes, unos niveles saludables de presión arterial y una función nerviosa óptima. 

 

Los tallos más verdes y las hojas del apio contienen carotenos y aportan más minerales y vitaminas C que las hojas más claras, de modo que se aconseja no desecharlos. El apio también contiene compuestos con propiedades antiinflamatorias y reguladoras de la presión arterial como lo hemos dicho.

 

En resumen:

 

  • Muy recomendable en las dietas de adelgazamiento, ya que el organismo gasta mucha energía para digerir la voluminosa fibra de apio, reduciendo al mínimo su contenido calórico.