Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

Champiñones, la comida de oro: cuidan el cerebro y evitan la demencia senil

26 Aug 2019

Los mayores que consumen al menos 300 gramos a la semana ven reducirse su riesgo de deterioro cognitivo a la mitad.

 

 

Los mayores que toman más de dos porciones estándar de champiñones a la semana reducen su riesgo de sufrir deterioro cognitivo leve (MCI por sus siglas en inglés) hasta la mitad. Así lo asegura un equipo formado por investigadores del Departamento de Medicina Fisológica y del Departamento de Bioquímica de la Yong Loo Lin School of Medicine de la Universidad Nacional de Singapur.

 

¿A qué se refieren con una porción estándar? A tres cuartos de una taza de champiñones cocinados, o para el caso, a unos 150 gramos. Las dos porciones equivaldrían a la mitad de un plato o una guarnición de primer plato. Pero incluso una porción semanal menor ya demostraría eficacia a la hora de conservar la capacidad cognitiva en la tercera edad, señalan.

 

"Esta correlación sorprende y anima", asegura el profesor asociado Lei Feng, investigador principal de este trabajo. "Parece ser que un ingrediente accesible tiene un efecto dramático a la hora de frenar el declive cognitivo". El estudio se desarrolló entre 2011 y 2017 contando con más de 600 pacientes chinos mayores de 60 años. Los resultados se han publicado en el Journal of Alzheimer's Disease.

 

El MCI se define como el paso intermedio entre el declive natural ligado a la edad y el deterioro más severo que conduce a la demencia senil. Se manifiesta en forma de pérdida de memoria o dificultad para formar recuerdos, así como en déficit de las capacidades linguísticas, visuoespaciales y para mantener la atención. Pueden ser síntomas sutiles, mucho menos serios que los ligados por ejemplo al alzhéimer.