Mito: Los ajos contienen antibióticos

¿Verdad o mentira?... VERDAD!

Apreciado como alimento saludable desde hace miles de años, el ajo es un potente antibiótico y está perfectamente identificado con el nombre de garlicina. Este antibiótico se forma al combinar dos sustancias que componen el ajo: la aliina y la alinasa, lo que sucede cuando el ajo es machacado, cortado o durante la acción de los jugos gástricos en el estómago.

El proceso de formación es el mismo que se da cuando la planta es atacada por un insecto o por cualquier causa mecánica y el bulbo se defiende originando una sustancia antiséptica con efectos demostrados frente a virus, bacterias y hongos.

El problema es que el antibiótico generado tiene un proceso de actividad muy corto, por lo que debe ingerirse inmediatamente después de ser cortado o machacado, y siempre en crudo, porque es muy sensible y al calentarlo se inactiva, dándose la circunstancia, además, de que el mismo principio inmediato es el responsable del olor, que disminuye en gran medida cuando se cocina y paralelamente a la pérdida de las propiedades terapéuticas.

Como compensación, durante los tratamientos culinarios y por la acción del calor se libera el ajoeno, que tiene propiedades anticoagulantes y ayuda a reducir el nivel de colesterol. Como estamos viendo el ajo tiene beneficios considerables, aunque el más conocido es su poder antibiótico.

La medicina naturista le atribuye muchas virtudes, e incluso se han confeccionado "dietas mágicas" recomendadas para muy variados tratamientos. Y aunque sus resultados no se han confirmado, es cierto que diferentes investigaciones han relacionado el ajo con la reducción de la presión arterial, la corrección de bloqueos arteriales, especialmente en algunas claudicaciones por arterioesclerosis, o el incremento del nivel de insulina en la sangre, reduciendo los niveles de azúcar, entre otras actividades positivas que aún no están totalmente garantizadas.

_______ Referencia: ¿Verdad? ¿mentira? La respuesta a los mitos más frecuentes de la alimentación. Ismael Díaz Yubero, José Luis Murcia. Editorial Everest.

imagen 2 curso grasas.jpg
Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Síguenos

            970 933 110                      informes@rpan.org

Logo_r-pan_16_AÑOS.png

INFORMES E INSCRIPCIONES

970 933 110  

 

informes@rpan.org

  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • logo 03