Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

Motivos por los que deberíamos volvernos adictos a la palta o aguacate

16 Apr 2019

 

La palta o aguacate llegó hace unos años como una moda 'foodie' más, pero sus propiedades saludables y su versatilidad han hecho que se quede y comparta el mismo espacio en el frigo que las naranjas o los plátanos.

 

El caso es que el boom de la palta o aguacate no cesa: según datos del último informe de WAO (World Avocado Organization, la asociación que aglutina a los principales productores mundiales de aguacate), España batió en 2018 su récord de consumo, con 74 millones de unidades, un 35% más que en 2017. Y no son los únicos fans: el año pasado se consumieron en Europa más de 650 millones de kilos, 140 millones más que en 2017 y 250 millones más que 2016.

 

¿Qué tiene esta fruta (sí, es una fruta) que engancha tanto? Más que su sabor, el aguacate arrasa por sus 'superpoderes': tiene más potasio que los plátanos, es bueno para el corazón, rico en fibras y en grasas saludables (la mayoría de las grasas que contiene son monoinsaturadas, como el ácido oleico, y también contiene una buena cantidad de Omega 3), es bajo en colesterol y triglicéridos y tiene un montón de minerales y vitaminas (K, C, B5, B6 y E). Además, ayuda a perder peso por su poder saciante y su alto contenido en fibra.

 

Cómo se conserva y se consume

 

 

  • Para saber si está maduro y apto para comer basta con sacudirlo. Si notas que el hueso del interior se mueve o cede levemente al presionar con nuestros dedos, está listo.

  • Si lo que quieres es que madure antes, envuelve el aguacate en papel de periódico acompañado de fruta (como una manzana o plátano). Su maduración se reducirá a dos o tres días. También puedes dejar el aguacate a temperatura ambiente, lejos de la luz directa y con una temperatura que oscile entre 18 y 24, grados. En una semana estará perfecto.

  • Para conservar un aguacate cortado cubre las parte expuesta con zumo de limón o lima. Si solo consumes la mitad del aguacate haz lo mismo: conserva la otra mitad con el hueso de su interior y rocíalo con zumo.

  • Si lo que quieres es retrasar su maduración, mete el aguacate verde en la nevera. También se puede reducir el tiempo de proceso de madurez envolviendo el aguacate en papel film o en un contenedor hermético para evitar que el aire alcance la fruta.

  • El aguacate se puede congelar, pero antes extrae la pulpa, aplástala bien y mézclalo con un poco de zumo de lima o limón.

 

______

Fuente:

EL MUNDO

EDURNE URRETA

3 de abril 2019

Enlace: https://bit.ly/2K9MiLq