Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

La cebolla: propiedades, beneficios y valor nutricional

La cebolla es uno de los alimentos más saludables, pues contiene sulfuros, antibióticos naturales que protegen del cáncer y de las cardiopatías.

 

 

La cebolla (allium cepa), otro bulbo de la familia Liláceas, es consumida desde hace 3000 a.C. Su piel externa es muy fina, que varía de blanco a tonos marrones, rojos y morados. También varía de tamaño y de forma, redonda, ovalada o achatada. Su fuerte olor característico aparece al cortarla, en que la enzima allinasa convierte los sulfóxidos, precursores de ácidos sulfénicos que se reestructuran en un compuesto lacrimógeno propano tial-S-óxido. 


Las cebollas contienen altos niveles de un potente compuesto, el sulfuro de dialilo, responsable de su fuerte olor, que ayuda a prevenir el cáncer bloqueando los efectos de los carcinógenos (partículas causantes del cáncer) en el organismo.

 

Las cebollas de color rojo, morado, más que la de color blanco, contienen flavonoides, como la quercetina, con magníficas propiedades antioxiodantes que previenen la trombosis y protegen frente a las cardiopatías y el cáncer. Además, la quercetina ejerce un efecto antihistamínico y antiflamatorio. Bloquea la enzima que causa la acumulación de sorbitol, un azucar que en grandes cantidades perjudica a la vista, los riñones y el sistema nervioso.

Se trata de una hortaliza con propiedades antibióticas que ayudan a aliviar la congestión nasal en el resfriado.

 

Es además rica en cromo, un oligoelemento que ayuda a las células a responder a la insulina, así como en vitamina C y otros oligoelementos.