Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

La OMS emitirá a fines de este año recomendaciones acerca del uso de edulcorantes alimentarios

10 Jan 2019

Una revisión exhaustiva de 56 investigaciones revela unos efectos muy modestos de los edulcorantes sobre la salud.

 

 

Algo está llamado a cambiar cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) emita a finales de este año sus recomendaciones sobre el uso de edulcorantes alimentarios. Estos productos están viviendo tiempos de bonanza económica, debido sobre todo a que los niños que los consumen se han triplicado en las últimas dos décadas (datos de Estados Unidos), a rebufo de las evidencias que asocian el azúcar con el sobrepeso, la obesidad, la enfermedad metabólica y de ahí a la diabetes de tipo 2 y los riesgos cardiovasculares. Hay muy sólidas razones para reducir el consumo de azúcar, y eso ha disparado la venta de alimentos y refrescos con sacarina, aspartamo, estevia, advantamo o cualquier otro edulcorante artificial de la docena disponible en el catálogo. Los refrescos cero, o cero cero, que sustituyen el azúcar por una combinación de edulcorantes que apenas tiene calorías, están viviendo su edad de oro en los países occidentales. Tal vez, sin embargo, las cosas cambien en 12 meses, cuando la OMS se pronuncie.

 

De momento, la OMS ha encargado a un grupo de científicos una revisión exhaustiva de las 56 investigaciones que se han hecho sobre los efectos de los edulcorantes sobre la salud, a veces en comparación con el azúcar, otras en comparación con placebo. Y los efectos son muy modestos. Es cierto que hay una pequeña reducción de peso, de poco más de un kilo en p