Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

Vida más sana gracias a la microbiota intestinal

30 Mar 2019

¿Qué dicen las nuevas investigaciones en relación al síndrome metabólico, obesidad y enfermedades crónicas?

 

 

Hoy en día, se ha incrementado el interés por elucidar la relación que presenta la microbiota intestinal como un nuevo factor relacionado con el desarrollo de enfermedades del síndrome metabólico, como es la obesidad y diabetes o sus implicaciones en relación con la salud del individuo. Los estudios hechos con animales de experimentación han permitido relacionar las funciones metabólicas, inmunológicas y los procesos inflamatorios crónicos con las diferencias en los cambios en la composición de la microbiota y esto pueda explicar los mecanismos por los cuales favorece el desarrollo de la obesidad.

 

Actualmente, se ha reconocido que la microbiota intestinal presenta una interacción estrecha en la regulación de la homeostasis inmune humana y el metabolismo, esto con lleva a nuevas oportunidades para la prevención de la obesidad y las enfermedades metabólicas asociadas como la diabetes tipo 2, para generar estrategias en el tratamiento de enfermedades metabólicos y sobre todo en esclarecer la prevalencia de la obesidad.

 

Composición de la microbiota intestinal y su relación con la obesidad

El intestino delgado presenta una diversidad de microorganismos que de manera directa o indirecta participan en los procesos digestivos en el individuo y en su conjunto se le denomina microbiota intestinal, este es un ecosistema de gran complejidad que recubre él tubo gastrointestinal. La influencia que tiene la microbiota intestinal en el hospedero dentro de sus procesos bioquímicos y/o metabólicos, ha sido en la obtención de energía a partir de la dieta, la generación de metabolitos producto de la fermentación de los alimentos, como son vitaminas y ácidos grasos de cadena corta, entre otros.

 

Los mecanismos exactos por lo cual la microbiota contribuye a la obesidad, no son del todo esclarecidos. Sin embargo, se sugiere que los principales mecanismos por los cuales la microbiota puede contribuir al desarrollo de la obesidad son: 

 

a.    Mayor suministro de calorías por el incremento de actividad de la lipasa lipoproteíca (LPL)
b.    Mayor permeabilidad intestinal, aumento de la lipogénesis, acción del sistema endocannabinoides y endotoxemia. 
c.    La microbiota intestinal presenta un conjunto de enzimas y trasportadores en la hidrolisis de carbohidratos sobre todo en los no digeribles que permiten su mayor absorción. 
d.    Las bacterias intestinales influyen en el balance energético mediante la modificación de la expresión de genes implicados en el metabolismo de lípidos y glúcidos en el huésped, promoviendo el depósito de lípidos en los adipocitos generando una ganancia de peso y grasa corporal.

 

Efecto de la dieta sobre la modulación de la microbiota

1.    El tipo y cambios en la dieta durante un periodo de tiempo, esto ejerce un efecto dinámico sobre la composición de la microbiota en el corto plazo, es decir, esto tiene relación con el tipo de nutrientes que se obtienen de la dieta, de tal forma que el tipo de alimento que se consume tendrá un impacto sobre la modulación de la microbiota. Estos nutrientes son principalmente polisacáridos, grasas, proteínas y vitaminas que consume el huésped y pueden ser absorbidos y utilizados por la microbiota intestinal. 

2.    En segundo lugar, los hábitos dietéticos, tipo de alimentación y las costumbres culinarias de la población de cada región geográfica, desarrollan un efecto dominante para determinar la composición y variedad de bacterias que conforman la microbiota  intestinal del individuo en el largo plazo. 

3.    En tercer lugar, se puede considerar el efecto de la dieta y costumbres culinarias similares entre personas de una misma región sobre la modulación de la microbiota, es decir, la variabilidad entre sujetos debido a la naturaleza individualizada de su microbiota intestinal y el tipo de respuesta de cada individuo.
 

En conclusión

    Se ha establecido elementos que permiten establecer a la microbiota intestinal como un mediador sobre el impacto de la dieta, el estado metabólico y el peso corporal del huésped. 
    Los mecanismos que permite una relación de la microbiota del intestino con la obesidad son generados mediante la combinación de modelos con animales de experimentación y ensayos clínicos. 
    El reto fundamental del tema es la capacidad en establecer la causalidad de la relación entre la nutrición, la microbiota y la salud del huésped, así como los factores que inciden sobre los cambios en el peso corporal del individuo.
    Se ha reportado que los cambios en la composición de la microbiota intestinal se relacionan en influir con los cambios o desequilibrio del peso corporal y generar alteraciones de las funciones metabólicas del hospedero.
    Se ha considerado implementar estrategias dietéticas que influyan en la modulación de la composición de la microbiota intestinal, como es el consumo de probióticos y prebióticos, además de explorar algunos componentes que aportan los alimentos de origen vegetal para influir en el control de los trastornos metabólicos e inmunológicos en mejorar la salud del individuo de manera eficaz. 
    Se requiere evidencias contundentes para esclarecer la compleja relación entre la composición de la microbiota del individuo y su relación asociada a la obesidad y determinar si es una causa o consecuencia del sobrepeso. 

 

*Referencia: 
EL EFECTO DE LA DIETA SOBRE LA MODULACIÓN DE LA MICROBIOTA EN EL DESARROLLO DE LA OBESIDAD, Suarez Diéguez Teodoro et al. Revista de Salud Pública y Nutrición / Vol. 17 No. 1 enero - marzo, 2018.

Enlace: https://bit.ly/2EgExi2