Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

Una profesora de Harvard enciende el debate sobre el aceite de coco al calificarlo de “veneno puro”

9 Sep 2018

La docente critica los llamados 'superalimentos' y los bulos sobre las supuestas propiedades beneficiosas de algunas comidas.

 

Un bote de aceite de coco en una tienda de Toronto (Canadá). En vídeo, fragmento de la conferencia de la profesora de Harvard, Karin Michels. FOTO: RICK EGLINTON (TORONTO STAR VIA GETTY IMAGES) | VÍDEO: YOUTUBE.

 

La atracción por productos alimenticios alternativos, sobre todo si es impulsada también por celebridades del cine o del deporte, puede convertirse en una auténtica moda. Es lo que le ha pasado al aceite de coco, cada vez más demandado en países como Reino Unido y comercializado por distintas marcas también en España. En la red circulan informaciones de todo tipo sobre los supuestos múltiples beneficios para la salud de este aceite, utilizado también como cosmético. La epidemióloga Karin Michels, de la Harvard T. H. Chan School of Public Health, ha apagado el entusiasmo y encendido el debate sobre sus características. En una conferencia impartida en una universidad alemana y visualizada ya más de un millón de veces en Youtube, la profesora definió el aceite de coco como "veneno puro" y afirmó que es "uno de los peores alimentos que se pueden usar". También criticó a otros alimentos de moda, como las semillas de chía o la fruta açaí.

 

En la web de La Masía, una marca española que vende aceite de coco, se afirma entre otras cosas que este producto favorece el adelgazamiento, aumenta las defensas inmunitarias y acelera el metabolismo. Informaciones como estas se encuentran con facilidad en muchas otras páginas de Internet. Además, distintos medios se han hecho eco de las dietas con aceite de coco de estrellas del cine como Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie o Jennifer Aniston. "Hay cada historia relacionada con el aceite de coco", dijo Michels en la conferencia pronunciada el pasado julio en la Universidad de Friburgo. "Pero todo eso es falso", agregó. La docente incluyó el aceite de coco en la categoría de superalimentos, productos que supuestamente generan múltiples impactos positivos para la salud y se convierten, así, en una moda.