Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

La salud emocional empieza en las tripas

11 Jun 2018

 

Estamos de bajón y asaltamos la cocina para aliviarnos. El cuerpo nos pide un dulce procesado o una bolsa de patatas fritas. Parece que en esos momentos es lo que más necesitamos, pero estamos muy equivocados: la salud emocional comienza con cuidar también nuestras tripas. La serotonina, considerada como la hormona de la felicidad, es una de las responsables de regular la tristeza, la apatía, nuestras dudas o, incluso, nuestras obsesiones. Alrededor del 10% de esta sustancia, aproximadamente, se procesa en el cerebro. Pero el 90% restante se fabrica en nuestras tripas, según la doctora Lourdes Tomás, autora del libro La salud, tu mejor talento (editorial Plataforma).

 

Si nuestra barriga no está bien, tampoco lo estará el estado de ánimo. El aparato digestivo contiene 100 millones de neuronas que pertenecen al sistema entérico, cuya función es regular el tracto intestinal desde el esófago al recto. También está conectado con el páncreas y la vesícu­la biliar. Estas neuronas y nervios controlan los movimientos musculares del intestino, la secreción de sustancias digestivas y el flujo sanguíneo en esta parte del cuerpo. Por este motivo se ha denominado a esta zona del organismo el segundo cerebro. Emociones, pensamientos e intestinos tienen una comunicación tan perfectamente orquestada que provoca un nudo en el estómago después de una discusión o la necesidad de ir al baño antes de un examen.