Contacto:        970 933 110  /  (01) 252 9175            informes@rpan.org
whatsapp02.png

Siete consejos para evitar las sustancias obesogénicas que nos rodean sin nosotros saberlo

4 Jun 2018

Una reciente investigación presentada en la reunión de la Sociedad Europea de Endocrinología de 2018 celebrada en Barcelona indica que: el contacto con compuestos químicos obesógenos contribuye en gran medida al riesgo de la enfermedad de obesidad, según la Dra. Ana Catarina Sousa y sus colegas de la Universidad de Aveiro y Beira Interior de Portugal.

 

La obesidad es una de las enfermedades más complejas a las que se ha enfrentado la medicina hasta el día de hoy. No se trata tan solo de una fórmula matemática donde se debe "gastar más de lo que se consume" para perder peso, sino de llegar a desarrollar un completo estilo de vida saludable cuando, a pesar de todos los avances, no lo entendemos totalmente.

 

Así, existen algunas sustancias químicas que han demostrado ser "obesogénas", es decir, que pueden contribuir en mayor o menor medida al riesgo de desarrollar obesidad. Por ejemplo, vivir en un ambiente obesógénico, es decir, tener un acceso más fácil a alimentos ultraprocesados en lugar de a alimentos frescos, daría lugar a un efecto "contagioso" de la obesidad.